*Que daría por darte un abrazo largo, solo para tocarte, para sentir que vuelves a ser tú*

Qué triste es cuando tienes que ir a ver a los que quieres al cementerio. En los últimos días me viene esta frase a la cabeza continuamente. Hoy, es el día de la madre y, desde ya hace tres años, la mía ya no está. Se me caen las lágrimas mientras escribo estas palabras. Se me parte el alma y el corazón. ¡¡¡¡Cómo te cambia la vida cuando llega este momento!!!!

Por suerte o desgracia, a mí me llegó en un momento de muchos cambios, mi divorcio, entrar en los 40. Digo por suerte o por desgracia porqué esto hizo cambiar mi manera de ver la vida, de vivir. Hasta entonces pensaba que la vida era larga y me quedaba mucho tiempo por vivir y hacer cosas. Pero en ese justo momento comprendí que no somos nada, que hoy estamos y mañana no. Y entendí que debía vivir intensamente cómo si no hubiera un mañana, siendo la protagonista de mi vida, siendo la mejor versión de mí misma. Y empecé una nueva etapa, con más fuerza, más ilusión y más ganas de vivir. Valorando cada día, disfrutando de lo bueno y aprendiendo de lo malo.

Parece curioso que justo la persona que me dio la vida, haya sido la que me ha hecho volver a renacer y es, la que, en gran medida, mayor ha contribuido a que hoy sea la persona que soy.

A ella que está en el cielo y es la estrella que ilumina mi camino, que daría por darle un abrazo largo, sólo para tocarla, para sentir que vuelve a ser ella.

Siempre en mi corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s